AcciónCoachingMercado de trabajometodomgc

Actitud de aprendizaje

La vida es un viaje de aprendizaje constante. Cuando somos pequeños estamos muy preparados para aprender, nuestra motivación y curiosidad nos empujan a hacerlo. Con el tiempo, algunos aprendizajes nos van costando más, sobre todo cuando implican modificar nuestra forma habitual de actuar. En este post os voy a animar a todo lo contrario.
Hace unos días asistí al Talent Day 16, una jornada para reflexionar sobre las últimas tendencias en la dirección de personas, en concreto en relación con la transformación digital, innovación disruptiva, formación, entre otros puntos. Ponentes con mucho que aportar y generosidad para compartir, en un formato muy dinámico. Me gustó mucho.

Cuando se habla de talento en la era digital, suele salir a colación la figura de los millennials. Y en el Talent Day se habló de ellos. Los millennials son actores imprescindibles en este proceso de transformación, son los nativos digitales, los que han nacido con un ratón debajo del brazo. Tengo 3 millennials en mi casa, y hablando de aprendizaje, aprendo de ellos cada día. Sus formas de ser, de decidir y de actuar me llaman la atención y, aunque no son exclusivas de ellos, definen una actitud ante la vida que me parece muy eficaz.

Y esta es la idea que quiero traer a este blog, que como sabes, tiene como hilo conductor la planificación de la trayectoria profesional. ¿Podemos nutrirnos de esta actitud “millennial”?, ¿qué aspectos de los millennials me interesa/puedo incorporar a mi vida? Se me ocurren algunos:

Sobre el aprendizaje
• Ganas de aprender durante toda la vida
• Aprender de forma práctica y disfrutando

Modos de trabajar

• Tener una actitud proactiva
• Dar rienda suelta a la creatividad
• Trabajar-disfrutando en equipo
• Tener un equilibrio entre la vida profesional y personal
• Compartir: con amigos, en redes…

Nuevos enfoques
• Buscar la empresa/el proyecto que tú quieras, en oposición a la empresa que te quiera
• Ver más oportunidades que riesgos ante lo desconocido
• Saber moverse en terrenos inciertos
• Querer contribuir, dejar huella

He traído a los millennials porque venía al caso y como ejemplo de cómo puede beneficiarnos la actitud de ir por la vida con ojos de “aprendiz”, y seguir alimentando nuestra curiosidad intelectual y tratar de aprender de la gente que nos rodea y que nos vamos encontrando en el camino. Tomar lo que nos ayuda. Y si estos aprendizajes se alinean con mi objetivo pues mejor que mejor.

Escrito por María José Lasarte.