AcciónCoachingMercado de trabajometodomgc

La importancia de diferenciarse

Os traslado mi experiencia personal con una de las redes sociales dónde llevo más tiempo activa, Linkedin.
¿Qué objetivos individuales persigue cualquier profesional en Linkedin? Entre otros los siguientes:

1. Conformar una red con personas que conocemos o hemos conocido personalmente en distintos eventos para permanecer en contacto por su potencial a futuro.
2. Invitar a nuestra red profesionales que nos puedan parecer interesantes desde el punto de vista de valor añadido.
3. Contactar con head hunters que nos tengan en su radar para futuras búsquedas.
4. Conectar con decisores de organizaciones para hacernos visibles en el mercado oculto.

Personalmente me di de alta en abril 2008 sin mucha fe, la verdad… Aunque estaba muy acostumbrada a exponerme en foros por ser ponente en conferencias y coloquios, todo lo que implicaba salir a un escaparate por voluntad propia me costaba…Pertenezco a esa generación en la que la tecnología no es una herramienta, de entrada, amigable y siempre nos cuesta un poco más.

Con el tiempo mi familiaridad con esta red profesional y el hecho de dejar detrás mis miedos afortunadamente ha hecho que mejore en mi comunicación on-line. Al inicio me limitaba a aceptar sin ni siquiera incluir (para mi vergüenza) una contestación con la palabra GRACIAS!…

Siete años después cuento con 2.767 contactos en Linkedin y quiero agradecer desde esta tribuna el que hayan considerado interesante formar parte de mi red.
He llevado a cabo una pequeña investigación respecto de la forma en la que he contactado y he sido contactada. Resumo los datos ya que me parecen interesantes de analizar:
• El 11,1% corresponde a todas las invitaciones que a fecha de hoy he enviado personalmente.
• El 88,9% restante son invitaciones que he tenido la fortuna de recibir. Curiosamente sólo un 18,3% de las recepcionadas fueron invitaciones personalizadas**.(**Invitación personalizada = mensajes explicativos con los motivos que llevaban a esa persona a invitarme a ser parte de su red- lo que demuestra inversión en tiempo e interés-.)
• Aquellas que recibía y recibo con un texto estándar “Me gustaría añadirte….” me supone, a mí y a todos, realizar una labor de investigación previa a la toma de decisión que implica tiempo a invertir en:
o Lectura del perfil
o Parada obligatoria y análisis de contactos en común ya que es la única pista que permite poner algo de criterio en la decisión
o Contestación personalizada en caso de aceptación. En este punto quiero destacar que al tomar uno esta iniciativa, la respuesta es sorprendente. El receptor responde en todos los casos, bien dando las gracias, bien haciendo una petición expresa: Mantener una reunión, consultar telefónicamente una duda concreta, solicitar una opinión, pedir más información sobre nuestros servicios, etc.

Me pregunto qué nos lleva a actuar de ésta forma… En realidad ¿por qué escogemos destacar por falta de corrección y en cambio no por demostrar interés en el otro? ¿tanto supone redactar una pequeña frase introductoria y explicativa? ¿Qué imagen queremos dar y por qué imagen queremos ser recordados?

En cualquier caso la función “IGNORAR” de Linkedin siempre lo tenemos a disposición, mientras que el dar la oportunidad al otro de contestar la damos por perdida…

“Sólo haciendo cosas diferentes obtendremos resultados diferentes” A. Einstein.

¿Hasta qué punto es fácil DIFERENCIARSE?

Escrito por Marta Gil-Casares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *