AcciónCoachingmetodomgc

Mejor bien acompañado

Soy una persona bastante independiente. Y me gusta serlo, valerme por mí misma hace que me sienta fuerte. Si puedo “yo lo hago”. Ahora bien, si me dejo llevar por el gustazo de hacerlo todo sola, puedo perder muchas oportunidades que me ofrece mi entorno. Uno de los mejores consejos que me han dado fue cuando en un momento de mi vida alguien cercano me dijo: “déjate ayudar”. Y la verdad es que lo hago cada vez más, me dejo ayudar, sobre todo cuando hay alguien que sabe más que yo de lo que sea.

Y es que acompañado se llega más lejos.

Si observamos a los deportistas de elite, todos tienen a su alrededor una red de apoyo. ¿Y quién forma parte de esta red de apoyo? Pues su familia, sus amigos, hasta aquí no hay grandes diferencias con el resto de los humanos. Y también forma parte de la red de apoyo su preparador físico, su preparador técnico, su médico, su nutricionista, su manager, su community manager…

¿Y si nos lo aplicamos a nosotros mismos?.

Me dirás que vaya presupuesto! No, no es necesario tener un médico en plantilla 100% a tu servicio, sino más bien ponerse en manos de tu médico de la SS o del seguro privado o de la empresa, que te siga, que conozca sus patologías y que te ayude en la prevención de las demás, estrés incluido. Un nutricionista y el preparador del gym, que te guíen a incorporar buenos hábitos en alimentación y en actividad física respectivamente, un buen asesor financiero, un buen amigo/profesional que te oriente en las redes.

¿Y cuál sería el equivalente a un preparador técnico?.

Pues un mentor. Un mentor es un experto que por haber investigado, observado y/o experimentado puede asesorarme en mis actuaciones:
• guiarme hacia dónde ir sabiendo yo cuál es la colina que quiero conquistar.
• conocer qué conocimientos y capacidades necesito desarrollar.
• ayudarme a focalizar mi energía para llegar a la colina.

En muchos ámbitos de la vida funciona el “mejor sólo que mal acompañado”. Ahora bien, en cualquier caso y sobre todo, si estás en un proceso de cambio, no siempre sencillo. Seamos realistas, ¿qué te parecería si pudieras estar “mejor acompañado”?.

Escrito por María José Lasarte.

¡Comparte esta publicación!
error0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *