AutoconocimientoMercado de trabajo

Planificación de Carrera Profesional ¡Estás a tiempo!

Si nos retrotraemos a épocas de bonanza económica no tan lejanas, estaréis de acuerdo conmigo en que el mercado funcionaba de tal manera que era habitual que nos llamaran para búsquedas tanto el intermediario como el cliente final. Este entorno nos educó en la actitud Reactiva: ante una oportunidad conocida sólo teníamos que reaccionar.
Tras los últimos años de grave crisis económica la realidad actual es opuesta: no existe demanda suficiente para absorber la ingente oferta de talento que existe en mercado, por lo que esta actitud reactiva a la que estamos acostumbrados ya no es operativa… ¿Qué nos exige? Tener iniciativa o actitud Proactiva, exponernos y hacernos visibles.
Soy testigo en primera instancia de que los profesionales siguen insistiendo en no planificar ni pararse a pensar qué quieren hacer a largo, medio y corto plazo (el orden no es baladí…) salvo cuando no les queda más remedio, hecho que les empuja a movilizarse aunque no quieran.
Conclusión: Sólo reaccionamos cuando estamos en crisis y es en ese momento y no en otro cuando tenemos sensación de urgencia, vértigo, desánimo y somos conscientes de la cruda realidad, que lo que no hemos abordado antes con tiempo suficiente, difícilmente podremos solucionarlo en un abrir y cerrar de ojos…
La costumbre es visionar nuestra carrera profesional de hoy hacia el futuro y ello nos impide poder planificar a más de 3 años vista. Os invito a hacer el viaje al revés… concretando y definiendo qué queremos alcanzar a largo plazo respecto de nuestro futuro profesional (10 años) …por muy “sueño” que sea. Nos permitirá ser conscientes de qué más nos falta hoy para llegar (información, formación, recursos, networking, propuesta de valor, etc.).

Si no nos planteamos dónde queremos ir nos limitaremos a reaccionar a los acontecimientos que se nos presentan a medida que ocurren y no tendremos una dirección clara que nos permita poder anticiparnos.

Nuestra responsabilidad es LLEGAR al lugar donde queremos estar, SABER CÓMO llegar y ser conscientes de QUÉ NOS FALTA HOY para hacerlo.

No pierdas el control de tu propia historia: desarrolla la autoconfianza como base del éxito, aprende a gestionar tus miedos para que no te bloqueen y trabaja en una actitud pro-activa mirando el futuro como una fuente de oportunidades.

Os regalo la frase de Víctor Hugo que tan bien describe este post: “La vida te da dos opciones: que las circunstancias te lideren a ti o que tú lideres las circunstancias. Elige dónde quieres estar!

Escrito por Marta Gil-Casares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *