Mercado de trabajo

Un mal sueño

Somos conscientes que la forma de identificar oportunidades hoy no tiene nada que ver con la que estamos habituados a poner en práctica…
¿Cuándo entramos en shock? Cuando vemos que después de un precioso tiempo invertido detrás de nuestra pantalla del PC nadie contesta a nuestra petición de auxilio revestida de carta de presentación y curriculum vitae.
¿Qué ha cambiado? TODO…
Antes las compañías se desesperaban persiguiendo talento no sólo porque era escaso sino porque tenían urgencia de incorporar profesionales a los que pagaban formación en las mejores escuelas como herramienta de retención y motivación. Ahora las compañías ni siquiera contestan con un acuse de recibo a nuestra solicitud de empleo…
La incorporación de la tecnología como herramienta de búsqueda inmediata y barata a disposición de las empresas, el proceso de toma referencias con el fin de verificar el prestigio que respalda a un directivo y la actitud que ha de acompañar al profesional para generar impacto a un tercero son parte de las nuevas condiciones que rigen el mercado…condiciones con las que no estamos acostumbrados a operar en nombre propio aunque tengamos probada experiencia llevándolo a cabo por cuenta de terceros.
Esto requiere del lado del “buscador de oportunidades” un cambio de hábitos 180º y una preparación seria para asegurar su éxito futuro generando su plataforma de seguridad que le permita antes de jugar el partido saber que lo ha ganado.

Escrito por Marta Gil-Casares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *