Category Archives: empleo y futuro

Loading
loading..

Conócete a ti mismo

Ignacio Sestafe.

Cuando se comienza el proceso de un cambio profesional, bien de forma voluntaria o bien forzado por otras circunstancias, se comienza un viaje que no sabemos bien a dónde nos va a llevar ni cuánto tiempo va a durar. Si, además, este cambio se produce con una importante experiencia profesional acumulada, la complejidad aumenta.
Y en esta situación compleja, es donde la ayuda profesional puede marcar una diferencia importante.
Habitualmente, solemos necesitar más ayuda de la que creemos y hay que admitir que no siempre nos resulta fácil dejarnos ayudar.

¿Ayuda profesional? ¿Para qué? Pues para conocerse bien a uno mismo, algo que, en la antigua Grecia, en Delfos para más señas, ya aconsejaron los padres de la filosofía.

Marta y Marisa realizan un extraordinario trabajo ayudando a muchos profesionales a poner en orden todo su bagaje profesional: su experiencia, sus habilidades, sus logros y hasta sus emociones. El taller de orientación, las sesiones, las reuniones……. son herramientas que dominan y que son determinantes para trabajar en la preparación de un plan personal.

El trabajo sobre este plan permite formular adecuadamente quiénes somos y nos ayudará a enfocar hacia dónde queremos dirigir la próxima etapa del viaje.
Compartir la experiencia con otras personas, desde una perspectiva totalmente colaborativa, también supone otro apoyo importante en este autoconocimiento.
Por último, mi sincero reconocimiento y agradecimiento al trabajo de Marta y Marisa, por su labor de asesoramiento y ayuda a tantos profesionales excelentes.

Gran aprendizaje

Por Teresa Burgos.

Cuando un amigo me sugirió que fuera a ver a Marta, pensé que era imposible que pudiera ayudarme: si no sabía qué quería hacer con mi vida y además con “esa trayectoria tan rara que había llevado después de la crisis y que había destrozado mi carrera profesional”. Pero como no tenía nada que perder fui a verla. ¡Y menos mal que fui! Marta y Marisa me han ayudado a dar un giro en mi vida tanto profesional como personal.

Lo primero que vi cuando hablé con ella, y luego me apunté al grupo, es que no era la única persona en esta situación: gente brillante, con unas carreras impresionantes tenían las mismas inseguridades. Como no paraba de repetirnos, ahí estaba nuestro “saboteador” intentando boicotearnos. Y a mí me boicoteaba mucho. En el taller no fui capaz de contar mis últimos años profesionales. Imposible. No era capaz. Tuvo que salir Marta a contar mi trayectoria profesional. Y cómo la contó!!! No era posible que lo que ella expresó fuera lo que había hecho yo en mis últimos 8 años. Pero sí. Era justo eso. Y la razón fundamental era que ella sí se lo creía y yo no. Qué arraigado estaba Mi “saboteador”.

Así que me puse a trabajar con Marisa. Empecé por una labor de introspección enorme, donde tenía que:

1) Encontrar varios logros en mis distintos trabajos. Logros! Pero si yo era financiera y no había tenido logros. Y además cuantificarlos!!!. !!!. Gracias a Marisa, y después de darle mil vueltas, me di cuenta de que sí había tenido logros en mis trabajos. Y así los plasmé. Y no estaban mal.

2) Decidir qué trabajo quería y en qué sector… Y yo qué sabía!! Lo que surgiera. Donde fuera. Bastante había hecho con tener claro que quería volver a trabajar por cuenta ajena. Me había costado 8 meses decidirme y no bastaba con eso!. ¡¡¡¡Tenía que decidir qué puesto buscar y en qué sector!!!! ¡Imposible!. Pues sí. También gracias a Marisa, puse foco y definí qué posición buscaba y en qué tipo de empresa

3) Poner en valor toda mi trayectoria. Puff. Los 15 primeros años: carrera corporativa en empresas multinacionales de diversos sectores. Vale. Relativamente fácil. Pero desde 2009. ¿Cómo podría servir a una empresa mi experiencia posterior? Había montado una franquicia educativa (nada que ver con el mundo financiero corporativo), luego trabajé unos meses en el extranjero (en operaciones), a la vuelta llevaba año y medio trabajando por proyectos como consultora freelance en pymes. Menudo batiburrillo. O al menos era lo que sentía en ese momento y, por tanto, lo que transmitía. Y de nuevo, ahí estuvo Marisa, consiguiendo que me diera cuenta de todo lo que había aprendido en estos años, de lo que me había curtido, de las experiencias que había vivido… Le costó, pero consiguió que lo valorara y me lo creyera.

Una vez que me sentí preparada, salí al mercado. En ocho meses me reuní con 104 personas. Todas las semanas planificaba a quién iba a ver y a qué eventos iba a asistir(compaginándolo con algún proyecto que conseguía como freelance). Tras las visitas, apuntaba cómo me había ido y analizaba los consejos que recibía. Era fundamental vencer “el síndrome de la agenda vacía”, tenía que ocuparla de forma útil y estructurada. En ese camino tuve momentos muy buenos (varios procesos a la vez, conocer a gente que te recibía y aconsejaba de manera totalmente desinteresada) y momentos muy malos. Y en todos ellos Marisa siempre estuvo presente para animarme, ver qué errores había cometido… Sin ella, habría sido imposible.

Para mí lo más difícil de este proceso fue la gestión de las emociones: vivir en una permanente montaña rusa, con subidones cada vez que tenía una entrevista y bajones cada vez que se caía un proceso. Pero mirándola con perspectiva, ha sido una época de mi vida muy positiva, de gran aprendizaje, que disfruté (sin darme cuenta), y donde he conocido a gente interesantísima.

Marisa y Marta, gracias, gracias y mil veces gracias.

Descubrimiento

Por Juan Monedero.

Hacer un cambio de rumbo profesional es un fortísimo punto de inflexión. Tanto si es buscado como inesperado, supone entrar en un entorno completamente nuevo y desconocido.
Sin embargo, es curioso cómo ante este nuevo entorno actuamos de manera diferente a como lo haríamos en nuestras funciones habituales. Utilizo  el plural de primera persona (casi de manera inconsciente) porque he aprendido que lo que me ha pasado a mí no es mi caso sino la norma general.
Si en nuestro trabajo nos encontramos ante una situación totalmente desconocida, buscamos ayuda. Porque sabemos que a pesar de nuestra experiencia nos enfrentamos a algo nuevo.
En cambio, ante un cambio profesional, infravaloramos que estamos ante un entorno totalmente desconocido. No somos conscientes de que no tenemos el conocimiento ni mucho menos las habilidades necesarias para tener éxito. Finalmente, no nos damos cuenta de que se trata de un proceso muy interactivo con otras personas (posibles empleadores, head hunters, contactos, …) y que sin ayuda no vamos a poder tener feed-back de si lo estamos haciendo bien o no, de qué impresión causamos en los demás.
Cometí todos estos errores (y muchos más que no cito),  uno tras otro, hasta ser consciente de que simplemente estaba en un entorno desconocido y que esa era la causa de mi baja eficiencia y nula eficacia.
Y entonces contacté con Marta y su equipo. Marta y su equipo tienen el conocimiento de cómo funciona el proceso de cambio profesional. No hay mejor manera de conseguir un salto cuántico en eficiencia y eficacia. De repente te das cuenta de que el entorno ya pasa a ser conocido, y entiendes lo que va mal y lo que va bien. Y puedes actuar para corregirlo.
Marta, Marisa, ha sido  un placer ser alumno. Gracias por ser las mejores maestras.

‘Empezar de nuevo’

Por Marta Gil-Casares.

Todo un curso por delante, qué lejos se dibuja y, a la vez, qué largo se hace! Vuelta a empezar… hacer campaña y estrategia de visibilidad profesional apuntando a lo que deseamos. La verdad, el arranque es duro.
Aunque para eso estamos nosotros aquí, para acompañarte a diseñar la mejor forma de ejecutar tu plan, reflexionar durante el trayecto y habilitarte para ser autónomo en la gestión de tu carrera. ¿Te apuntas?.

Portada del cuento ¿Tú puedes! de Ole Könnecke, lectura recomendada.

Layout mode
Predefined Skins
Custom Colors
Choose your skin color
Patterns Background
Images Background