Firmas Invitadas

Confortablemente inconfortable

La vida es una aventura preciosa. Es como una montaña rusa con momentos mejores y peores pero apasionante. Vale la pena siempre!

Lo mismo vale con nuestro rol profesional. Somos muchos los que hemos crecido y tenido éxito durante muchos años hasta que un día tenemos un tropezón, merecido o no, y toca empezar de cero.

Pasar de la tarjeta de presentación “director de..” a ser sencillamente nosotros con nuestras virtudes y defectillos es el reto. El mas estimulante ! Insistir en seguir siendo lo que decía nuestra “business Card” es camino seguro hacia el fracaso. Muchos son victimas de su CV y de sus antiguas tarjetas de presentación. Olvidarlas ! Un CV cargado no ayuda. Es pasado. Lo importante es lo que uno puede ofrecer aquí y ahora.

En mi caso, un tropezón se convirtió en una oportunidad. Una oportunidad de parar, de dejar de ser victima de mi CV. De parar y pensar que me gusta hacer. De escuchar y estructurarme mejor con ayuda de alguien como Marta. De volver a recuperar la esencia y lo mejor de mi. De recuperar la libertad aunque sea a cambio de mi confort . De trabajar sonriendo, de atreverme otra vez. De recuperar la ilusión, la insolencia, el espíritu aventurero que siempre tuve . De igualar otra vez mi vida personal con la profesional. De animar a los míos a emprender. De hacer lo que siempre me ha gustado y que no es otra cosa que servir a los demás .

Como lo hice? Simple y llanamente haciendo cosas diferentes para obtener resultados diferentes. En este sentido lo primero fue apuntar antes de disparar:

• Que hago bien y que me gusta hacer?
• Cuál es mi oferta y como diferenciarme?
• Como llegar a los decisores?
• Como presentarse? Adecuación y puesta al día en todos los sentidos: desde lo físico, actitud, presencia digital, CV,..
• Entusiasmo absoluto por la tarea

A partir de aquí un plan estructurado que incluía presencia y notoriedad en todo tipo de eventos relacionados con mi mercado objetivo. En este sentido y apoyándome en una característica que siempre hemos tenido tanto el que escribe como mi familia, buscamos las oportunidades. Cuál es la característica? Flexibilidad, capacidad de adaptación, global. Somos globales y no nos importa hacer cosas diferentes en lugares y organizaciones diferentes. Lo importante es sentirse útil y servir a los demás. No tener miedo al cambio ha sido otra característica que siempre hemos tenido. Esta fue la otra palanca que utilizamos para buscar nuevas oportunidades

Y aquí estamos ; el año pasado en Roma y este en Washington , disfrutando a tope tanto de mi familia como de mi profesión. Se trata de otra aventura , la numero catorce, y lo hacemos a los 50 años. Es un reto precioso que nos llega a mi y mi familia porque lo hemos buscado. Daremos el máximo y saldrá bien.

Que nadie os diga, no se puede . Se puede ¡ Basta creérselo y disfrutar de la falta de confort. Basta estar confortablemente inconfortable.

***

Escrito por Francisco Javier Sánchez Pardo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *