Tag Archives: mercado de trabajo

Loading
loading..

Digitalización, Empleo y Futuro.

Marta Gil-Casares.

El pasado martes 13 de junio, fecha elegida con toda la intención, me acompañaron mi familia, amigos, colegas y una extensa representación de los 53 entrevistados que aparecen en nuestra obra, en la presentación de mi último proyecto, el vídeo-libro “Digitalización, empleo y futuro: conversaciones con CEO’s y Directores Generales” que he llevado a cabo junto a Paula Fuentes.

Es una edición sin ánimo de lucro cuyo objetivo es compartir la opinión y visión de los máximos responsables de un elenco muy diverso de empresas y sectores -gran corporación, empresa familiar, start-ups, inversores privados, tercer sector y profesionales independientes (arquitectos, médicos, estrella Michelin y consejeros independientes)- respecto de su experiencia individual y corporativa abrazando la era digital. El objetivo es compartir experiencias y aprendizajes que la era digital demanda a nivel de estrategia de negocio y competencias y perfiles que se demandan.

La generosidad de todos ellos con su tiempo y conocimiento, su disposición a ser grabados -ya que se trata de un formato vídeo que facilite la video lectura- y la idea de Paula al invitarme a involucrarme, me han confirmado la opinión que siempre os traslado desde esta tribuna: todo el mundo, incluso yo, puede alcanzar lo que se proponga.

marta-gil-casares-coachin-linkedin-digitalizacion-empleo-y-futuro

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Quiero asimismo agradecer el trabajo tan completo y dedicado del equipo de nuestra editora Walters Kluwer, con su CEO a la cabeza, Vicente Sanchez; la disposición del equipo de Casa Club; la preparación y presentación del periodista Daniel Seseña; el trabajo de detalle de Ana Lumbreras; el diseño y desarrollo de nuestra plataforma web a cargo de Juan Carlos Lopo y por supuesto la colaboración estrecha en la realización de este proyecto con mi co-autora Paula Fuentes sin el que no hubiera sido posible.

Los vídeos son caseros, hechos con la cámara de mi hijo Juan en imagen fija y con un sonido muy mejorable, lo sé pero esa es parte de la gracia. Su duración, en torno a 18 minutos. Los iremos publicando con carácter periódico y agrupados por sectores de actividad. Hemos querido arrancar con el vídeo de presentación que os podéis descargar a través del link adjunto así como visualizar la primera entrevista a Eduardo Serra (www.digitalizacionempleoyfuturo.com<http://www.digitalizacionempleoyfuturo.com>)

Para descargar el video libro por favor seguir las siguientes instrucciones:

  1. Identifícate con nombre de usuario y contraseña. Si aún no estás registrado, por favor date de alta de forma gratuita en smarteca pinchando https://tienda.smarteca.es/

  2. Busca la obra ” Digitalización, Empleo y futuro” en el buscador que aparece arriba a la   derecha

  3. Una vez aparece la obra, pulsa el botón “Comprar en digital” y aparecerá el mensaje “El producto ha sido añadido a su cesta”.

  4. Pulsa el botón “mi cesta” y después pulsa en “comprar” para seguir con la descarga gratuita.

  5. Una vez identificado, accede a “mi cesta” para completar la descarga.

  6. Terminado el proceso, pulsa en “Biblioteca” para ver tu obra.

Espero que disfrutéis tanto como lo hemos hecho todo el equipo y el proyecto!

Un abrazo, Marta

Iniciativa y Resultado.

Marta Gil-Casares.

Hace años tuve un sueño y hace un mes ¡se cumplió! Diseñar e impartir el primer taller de planificación de carrera en el IEB, para alumnos de 3 y 4 grado. Se conformó con 18 estudiantes y se impartió en 8 sesiones de 2 horas. Creo que la foto que adjunto lo dice todo.

Fue sencillo ya que ellos lo hicieron todo. Su participación, curiosidad y valentía al tener que exponerse delante de sus compañeros y profesoras permitió que éstos alumnos de 21 años llegaran de una forma y salieran de otra totalmente distinta.

Han comenzado a ser conscientes de que su futuro profesional depende de ellos y sólo de ellos. Tienen mucho mérito ya que era una formación de carácter voluntario y los 18 estudiantes que conocimos el 2 de febrero ciertamente tímidos, escépticos a la vez que expectantes nos han hecho más de un regalo con su pequeña transformación y su feedback de cierre que resumo en una frase: “Nos dijeron que era una oportunidad única y considero que lo ha sido” Gracias!

Descubrimiento

William Foley.

Al sentarme a escribir este blog, lo primero que me viene a la cabeza es la diferencia radical en el antes, y el después del proceso profesional vivido estos últimos meses. Hoy creo haber encontrado esa persona que Marta y Marisa vieron desde el primer momento y que me ayudaron a descubrir.
En mayo de 2016, recibí una llamada – inesperada para mí – que resultó en mi salida de un gran grupo tras 12 años intensos y maravillosos. Lo primero – que supongo nos ocurre a la mayoría – fue una sensación repentina de vacío absoluto.
Aquí tengo que agradecer enormemente la oportunidad de poder incorporarme al método MGC. Era consciente de la necesidad de reaccionar, pero también de que necesitaba ayuda para ello. No había buscado trabajo desde hacía 16 años. ¡Y no tiene nada que ver con entonces, claro!
Cuando pienso en lo vivido durante el método MGC, me surgen las siguientes palabras: “abrupto”; “constructivo”; “control”.
“Abrupto” porque desde la primera conversación con Marta, y enseguida en el taller POP, te das cuenta de todo aquello de valor que tienes a disposición para poder seguir creciendo y de que no eres el único atravesando las mismas dudas. Pero también sin pelos en la lengua, recibes un feedback muy claro sobre aquello que debes mejorar. A partir de aquí cada uno tenemos dos opciones: escondernos en una esquina o ¡lanzarnos a por los objetivos!
“Constructivo” me viene por el feedback inmediato que recibes de compañeros del método y en mi caso de Marta y Marisa, todo dentro de un entorno que ellas construyen basado en la más absoluta confianza. Constructivo también porque una vez enfrentado a la realidad, hay un método sólido que te ayuda en tu reflexión profesional, a planificar tu estrategia para lograr las metas que tú te marcas y que facilita la construcción de tus mensajes – todas ellas tareas nada fáciles.
Finalmente, “control” porque a partir de este momento, vuelves a estar en el “driving seat” de tu vida profesional. Controlando los eventos y la ejecución de la estrategia y plan que tú te has marcado.
Puedo decir que estos últimos meses para mí han sido de lo más divertidos, una vez tomado bajo buen criterio de Marta y Marisa, el tiempo adecuado para construir y volver a tomar el control.
Realmente han sido 3 meses lo que he tardado en encontrar un trabajo que se adaptara a mis aspiraciones profesionales. Me he reunido con todo tipo de personas, de todos los niveles, de diferentes sectores, con diferentes planteamientos de la vida, sus empresas y sus sectores. Ha sido una oportunidad de oro para abrirme al mundo y de la que tengo que agradecer la ayuda y el apoyo a muchas personas. El método me ha armado de valor y claridad de ideas y me ha permitido hacer cosas que nunca hubiera hecho. Por ejemplo, en un evento acercarme en frío a un directivo clave, de una empresa objetivo. Construir desde ese primer momento una relación que en mi caso desembocó en una oportunidad y oferta de trabajo. O por ejemplo que personas de mi red de contactos me pusieran en contacto con personas clave de diferentes sectores, y como por arte de magia algunas de esas conversaciones que se iniciaron con un café se convirtieran en una oportunidad y una nueva oferta de trabajo. ¡Vamos, que esto que me contaban Marta y Marisa del mercado oculto, de generar tú la oportunidad, o ganarte un nuevo prescriptor y que en su momento no entendía bien, ¡es muy real! Si bien requiere de un esfuerzo personal importante.
También puedo decir con confianza que las personas son mucho más generosas de lo que uno puede imaginarse. En el grupo MGC he conocido personas brillantes y que me han apoyado de una manera fantástica. Sobre todo me ha sorprendido en este proceso, como terceras personas que no me conocían de nada tomaban el testigo de ayudarme con introducciones, presentaciones e incluso en algún caso ¡referencias!
La mayor pena que me da el incorporarme a la rueda del día a día en un nuevo puesto de trabajo de nuevo es el tiempo que he vivido con mi mujer y mis dos hijos estos meses. He pasado un tiempo con ellos que espero haber sabido aprovechar, y también a quienes tengo que agradecer su apoyo incondicional en todo momento.
Por supuesto, si estás leyendo este blog y puedo ayudarte en algo, no dudes en pedírmelo. Estaré encantado de ayudar/apoyar en lo necesario.

Destapar lo que está tapado…Creo que así podría definir mi actividad profesional.

Marta Gil-Casares.

  • Dedico mi tiempo a escuchar situaciones diversas acompañadas de estados de ánimo convulsos.
  • Dedico mi tiempo a escuchar el fondo de lo que no se emite con palabras sino que se concluye con gestos.
  • Dedico mi tiempo a hacer patente a otros lo que quieren ignorar.
  • Dedico mi tiempo a evidenciar el valor que tienen y ya no recuerdan.
  • Dedico mi tiempo a hacer lo que realmente me gusta, que la persona crea en sí misma y sea autónoma gestionando su trayectoria profesional futura, sin importar la edad que tenga.

Y desde aquí quiero dar las gracias a todos y cada uno de ellos por permitirme hacer lo que me gusta.

¡Felices Fiestas!.

Transición: camino de aprendizaje y oportunidad.

Raúl Diez Sampedro.

La primera vez que hablé con Marta sabía que tenía que dar un cambio en mi carrera profesional pero no tenía claro el cómo. En casi 20 años de vida profesional nunca había tenido que buscar trabajo. En aquella primera entrevista con ella, y luego con Marisa, aprendí que la búsqueda de trabajo es en sí otro trabajo. Desde entonces, siempre bromeaba con mi mujer diciendo que tenía dos trabajos: el propio y el ajeno (por este orden). El propio donde estaba todo por hacer y el ajeno donde no tenía ni futuro ni ilusión. El primer diagnóstico de Marta y Marisa fue fulminante: ni método ni red de contactos.
Aprendí lo importante de una buena metodología, el plan de acción, cómo presentarme, cómo explicar qué quería hacer y cuáles eran mis éxitos profesionales y mis fracasos. Aprendí lo importante de dejar huella, de ser recordado profesionalmente (y qué difícil es). Pero en especial, aprendí a relacionarme con generosidad. Ahora siempre que acudo a una nueva visita me pregunto en qué puedo ayudar a mi interlocutor. Keith Ferrazzi en su libro “Never eat alone” dedica sus primeros capítulos a la generosidad. Es algo que espero no se me olvide nunca.
También tuve la suerte de afrontar mi tiempo de transición con mucha alegría. Disfruté como nunca de mis hijas, Manuela y Carlota, y de Elena, mi mujer. También de mis padres. Recuperé viejas amistades: colegio, carrera, master, trabajos… Mejoré mi formación, mi forma física, hice el Camino de Santiago con amigos de la infancia… he conocido y disfrutado de magníficas personas en el grupo de Marta. Ahora con la vista atrás, puedo decir que este último año de transición (no de búsqueda de trabajo sino “in between jobs”) ha sido uno de los mejores años de mi vida.
Si os puedo ayudar en algo, no dudéis en llamarme. Seguro que por lo menos, pasaremos un buen rato.

Actitud, Aptitud y Compromiso.

Marisa de Diego.

Todos sabemos que la “actitud” está ligada al querer y la “aptitud” al poder. El engranaje perfecto de ambos es el que nos ayuda a enfrentarnos continuamente a nuevos retos personales y profesionales.

Ambos aspectos van modelándose con el paso del tiempo. Los cambios continuados y objetivos a futuro, nos exigen adquirir continuamente nuevos conocimientos y para ello debemos mostrar una actitud positiva a la hora de enfrentarnos a las dificultades y obligaciones que los cambios requieren.

El compromiso es el motor que nos permite encauzar nuestros esfuerzos hacía el objetivo buscado. Ese compromiso arranca en el momento que tenemos la voluntad de actuar y esa voluntad se consigue si visualizamos las ventajas y beneficios que vamos a obtener aunque no sea fácil el camino, sobre todo porque nos exige continuamente hacer cosas diferentes.

Este aspecto ampliamente comentado y avalado por la frase de Albert Einstein “Si buscas resultados distintos no hagas siempre lo mismo” es una de las dificultades con las que nos topamos en muchas ocasiones a la hora de trabajar con ejecutivos en búsqueda de un nuevo proyecto profesional.

Las resistencias típicas son pensamientos como:
“ mi propia trayectoria me avala en la búsqueda de un nuevo proyecto…”, “contactar con personas supone ponerlas en un compromiso, prefiero no hacerlo…”, “Si me ha funcionado mi forma de buscar trabajo otras veces, por qué ahora no me va a funcionar..”, “cómo no voy a poder conseguirlo con lo alto que he llegado…”

Las cosas han cambiado…Las circunstancias de mercado son diferentes, las exigencias son mayores al haber muchos y muy buenos profesionales en búsqueda de un nuevo proyecto. Esto requiere de dos premisas básicas: adaptar tu forma de actuación a las exigencias actuales y saber venderte adecuadamente.

Utilizar nuevas estrategias requiere también creer en ellas, visualizar un nuevo horizonte que nos ayude a encontrar las fuerzas, el ánimo y la voluntad para adaptar mi forma de actuar. Esto a veces no es sencillo…

Toda metodología requiere unas bases que pueden ser consideradas como buena teoría pero fuera de la realidad o viabilidad de ponerlas en práctica. Salvar este obstáculo no es complejo en la medida que puedas comprobar su valía conociendo el éxito obtenido por otros que lo han puesto en marcha. Aún esto, que es tan sencillo, requiere voluntad de hacerlo y no siempre se está en disposición de hacerlo si nos aferramos a nuestras creencias.

Nuestra experiencia nos dice que en estos casos, el tiempo pasa factura. Si no obtenemos el éxito esperado, empezamos a cuestionarnos a nosotros mismos, baja nuestra autoestima y las posibilidades disminuyen.

Enfrentarnos a todo cambio requiere un perfecto engranaje de todas las variables comentadas:
– Autoconocimiento como base de partida
– Actitud positiva
– Actualización continúa de conocimientos
– Voluntad y compromiso con uno mismo
– Petición de ayuda.

Nunca es Tarde.

Manu González-Tarrio.

Conocí a Marta Gil-Casares hace ocho años. La conocí en un momento de transición profesional y en ese momento me invito a hacer el taller y a conocer su método. Tuve suerte y en muy poco tiempo y sin dejar mi trabajo me surgieron propuestas interesantes. No hice caso y entonces no me apunte.

En junio de 2015 después de dos años profesionales muy complicados, tanto en lo personal como en lo profesional, era consciente de que mi trayectoria en la empresa en la que estaba trabajando terminaría en diciembre 2015 y que tenia que empezar a buscar nuevas oportunidades de manera profesional y organizada. La coyuntura económica ya no era la misma y pese a que mi experiencia profesional era mucho mas dilatada, fui consciente de que debería buscar trabajo de una manera profesional. Me acorde entonces de Marta y me puse en contacto con ella. En julio estaba haciendo el pop con otros cuatro compañeros y entonces me di cuenta de todo lo que me quedaba por delante: Conocer las empresas en las que por mi experiencia podía aportar valor, hacer un mapa de búsqueda, explotar mis contactos (y los contactos de mis contactos) ordenar mi mensaje de salida sin hablar mal de la compañía en la que había trabajado, explicar mi experiencia profesional de forma solida, conocer mis puntos fuertes y los débiles. Hacer mi CV para que fuera eficaz en la transmisión de mis activos profesionales, identificando mis éxitos, trabajando trabajando sobre mis responsabilidades, pero lo que era mucho mas importante, buscar un método de búsqueda, un método “científico” con el que desde el principio, supiera que hacia bien y que hacia mal.

Todo el equipo de Marta, Marisa de Diego especialmente (que es quien ha bregado –y como!- conmigo) y María José Lasarte, estaban siempre para ayudarme, para aconsejarme, apoyándome, haciendo feedback de mis acciones.

Al principio, como todos los que participamos en el taller y después aplicamos su método de busca, estaba perdido. Mas tarde cuando ya entendí que hacer y como, pase momentos de desaliento y desesperación. Marisa siempre estaba allí, alentándome en el trabajo mas ingrato que nunca tuve. Un trabajo por el que no te pagan y en el que los resultados nunca sabes cuando surgirán. Marta y su equipo confiaban en mi, incluso cuando yo no lo hacia y ellas han sido un motor para que no parase.

Me puse como objetivo ver a dos contactos relevantes cada día (muchos head hunters) y en enero fui consciente, de que si bien hay que trabajar todos los frentes, con nuestra experiencia, edad y trayectoria profesional, la oportunidad me llegaría a través de uno de los muchos contactos a los que estaba viendo durante esos meses.

He tenido durante estos meses varias oportunidades y he participado en muchos procesos, algunos fallidos, otros en los que he dicho que no , otros proyectos en los que sigo colaborando…

Finalmente en el mes de junio(el día 21), me propusieron un puesto y de manera absolutamente inesperada, diez días después, en un proceso “exprés” me incorpore en la compañía en la que estoy hoy, feliz, posiblemente en el proyecto que mas me esta llenado profesionalmente , con 27 años de experiencia a mis espaldas.

Que me ha pasado en estos meses: Tengo una agenda profesional muchísimo mas rica, he tenido acceso a profesionales que jamás me hubiera imaginado que se sentarían conmigo a departir sobre un sector, posibilidades de un país o proyectos profesionales. He madurado muchísimo y lo que es mas importante, he aprendido a mover mis contactos, a buscar un trabajo de manera ordenada, conociéndome a mi mismo mucho mejor e identificando sectores, compañías y accionistas a los que con mi experiencia les puedo aportar valor.

Marta, Marisa y María José, gracias por este año de soporte, de consejos, de seguimiento y de inestimable ayuda.

A los que como yo hace un año, os encontráis sorprendidos por una situación (temporal) profesional no deseada, confiar en Marta Gil-Casares (y en su equipo), en su método y en su experiencia y lo que es mas importante si cabe, confiar en vosotros mismos!!! Con trabajo y método lo conseguiréis como lo he hecho yo.

¡Muchas gracias!

Actitud de aprendizaje.

María José Lasarte.

La vida es un viaje de aprendizaje constante. Cuando somos pequeños estamos muy preparados para aprender, nuestra motivación y curiosidad nos empujan a hacerlo. Con el tiempo, algunos aprendizajes nos van costando más, sobre todo cuando implican modificar nuestra forma habitual de actuar. En este post os voy a animar a todo lo contrario.
Hace unos días asistí al Talent Day 16, una jornada para reflexionar sobre las últimas tendencias en la dirección de personas, en concreto en relación con la transformación digital, innovación disruptiva, formación, entre otros puntos. Ponentes con mucho que aportar y generosidad para compartir, en un formato muy dinámico. Me gustó mucho.

Cuando se habla de talento en la era digital, suele salir a colación la figura de los millennials. Y en el Talent Day se habló de ellos. Los millennials son actores imprescindibles en este proceso de transformación, son los nativos digitales, los que han nacido con un ratón debajo del brazo. Tengo 3 millennials en mi casa, y hablando de aprendizaje, aprendo de ellos cada día. Sus formas de ser, de decidir y de actuar me llaman la atención y, aunque no son exclusivas de ellos, definen una actitud ante la vida que me parece muy eficaz.

Y esta es la idea que quiero traer a este blog, que como sabes, tiene como hilo conductor la planificación de la trayectoria profesional. ¿Podemos nutrirnos de esta actitud “millennial”?, ¿qué aspectos de los millennials me interesa/puedo incorporar a mi vida? Se me ocurren algunos:

Sobre el aprendizaje
• Ganas de aprender durante toda la vida
• Aprender de forma práctica y disfrutando

Modos de trabajar

• Tener una actitud proactiva
• Dar rienda suelta a la creatividad
• Trabajar-disfrutando en equipo
• Tener un equilibrio entre la vida profesional y personal
• Compartir: con amigos, en redes…

Nuevos enfoques
• Buscar la empresa/el proyecto que tú quieras, en oposición a la empresa que te quiera
• Ver más oportunidades que riesgos ante lo desconocido
• Saber moverse en terrenos inciertos
• Querer contribuir, dejar huella

He traído a los millennials porque venía al caso y como ejemplo de cómo puede beneficiarnos la actitud de ir por la vida con ojos de “aprendiz”, y seguir alimentando nuestra curiosidad intelectual y tratar de aprender de la gente que nos rodea y que nos vamos encontrando en el camino. Tomar lo que nos ayuda. Y si estos aprendizajes se alinean con mi objetivo pues mejor que mejor.

El corto frente al medio-largo plazo.

Marisa de Diego.

Cada vez nos encontramos con más profesionales qué después de 20-25 años de experiencia se encuentran que su carrera por cuenta ajena está llegando a su fin o bien que, encontrándose a esa edad con la obligación de encontrar un nuevo proyecto profesional, no tienen claro su próximo objetivo, ¿realmente qué me apetece hacer?, ¿Me gustaría hacer algo diferente, pero qué?...

Cuántas veces hemos dicho que las organizaciones trabajan pensando solo en el corto plazo y que de esa forma se pierden muchas oportunidades de negocio y que cuando vengan las “vacas flacas”, entonces se darán cuenta de lo que tenían que haber hecho. En muchos casos, es demasiado tarde. Muchas empresas y pequeños negocios echan el cierre definitivamente.

Y nosotros, ¿no hacemos lo mismo con nuestra carrera?.

Si todo nos va bien, si voy progresando, adquiriendo nuevas responsabilidades, pudiendo tener una vida desahogada, por qué voy a pensar o preocuparme por el futuro?

Más tarde o más temprano, a todos nos llega el momento de tener que tomar decisiones que nunca nos habíamos planteado.

Trabajar en el corto plazo es necesario para ir cubriendo los objetivos que nuestra posición nos exige, para ir ganando estabilidad económica… pero, cuidado, esa es solo una parte importante de nuestro trabajo. Debemos tener siempre presente una visión a medio y largo plazo e ir dando pasos que nos faciliten nuestro siguiente salto.

• Siendo conscientes en cada momento de qué fortalezas y conocimientos estamos adquiriendo: valor diferencial.
• Sabiendo qué nuevos proyectos podré y me gustaría afrontar.
• Potenciando, cuidando y gestionando adecuadamente tu red de contactos.
• Creando tu “marca personal”.
• Llegues o no a montar tu propio negocio, no dejes para el último momento el pensar qué podría hacer si llegara el caso, dónde podría generar valor con todo lo aprendido. Genera tu “red de prescriptores”.
• Identificando qué nuevos conocimientos debo ir adquiriendo que me den seguridad y claridad ante los nuevos retos.

Y todo esto acompáñalo con un compartir con otros tus inquietudes, tus miedos, tus ideas. Como me dijo una vez un profesional con el que trabajamos, “Me habéis ayudado a saber qué preguntas tenía que hacerme para obtener las respuestas correctas por mí mismo”.

La Universidad y Los Jóvenes Talentos.

Marta Gil-Casares.

Hace unas semanas viví una experiencia tremendamente gratificante en la Escuela de Ingenieros de la Edificación de la UPM. Tuvimos la oportunidad de trabajar con 60 alumnos que actualmente están cursando entre 3º y 4º grado en la Escuela que se presentaron voluntarios a un Programa de Orientación Profesional. ¿Qué trabajamos?

Les preparamos, sin que ellos lo supieran, para poder exponer ante una audiencia selecta de empresas expertas en el sector de la construcción, una presentación personal- profesional de menos de 3 minutos. No sólo trasladaban las razones (vocacionales la gran mayoría) que les habían llevado a seleccionar su carrera sino que además transmitían a qué dedicaban tiempo y esfuerzo compaginando sus estudios con uno o varios trabajos por cuenta ajena: impartiendo clases a estudiantes, atendiendo al público en trabajos como dependientes, camareros o pinches, apoyando grupos de niños con ciertas discapacidades e incluso sacando tiempo para entrenar deportes de élite y por supuesto buscando sponsors!. De hecho contamos en el grupo con una Campeona de España de Natación y otra muy reciente Subcampeona del Mundo de Kenpo-Karate.

Lo más emocionante fue ver la transformación de nuestros participantes: de jóvenes tímidos y no conscientes de los logros que habían alcanzado en su corta vida profesional a convertirse en profesionales seguros con una historia muy interesante que compartir y sobre todo valorada por los Directores de Recursos Humanos de las compañías allí presentes. Como muestra os dejo un correo que recibí posteriormente que me lleno de orgullo con relación a nuestros estudiantes!

“Hola Marta,
Enhorabuena por el acto de hoy. Gracias a profesoras como vosotras se abre un mundo de posibilidades para los profesionales jóvenes. He visto con qué entusiasmo participabais y veáis el resultado de vuestro trabajo y con qué devoción, admiración y respeto os miraban vuestras alumnas.

Quería daros todo el apoyo y agradeceros que nos hayáis invitado. Ha sido un honor poder estar en la ETSEM esta mañana. Inspirador. Ojalá nosotros hubiéramos podido tener una oportunidad así!
Toda mi admiración.

Un saludo,”

¿Qué mejor recompensa que éste tipo de feedback?

Por último resaltar que esta iniciativa no sería posible sin el esfuerzo e interés tanto de la Directora de la Escuela, Dª. Mercedes del Río Merino como del Subdirector de Relaciones Institucionales y Comunicación, D. Víctor Sardá, y por supuesto a la inestimable ayuda de mis colegas Marisa de Diego y María José Lasarte. Todos, además de ser muy buenos trasladando conocimiento ven en el estudiante de la Escuela y, en general de toda la Universidad Española, el enorme potencial que ya tienen como futuros profesionales.

Un poco de ayuda da el mejor de los resultados. Como decía Churchill “Discúlpeme, voy a preparar la improvisación de mañana”.

Layout mode
Predefined Skins
Custom Colors
Choose your skin color
Patterns Background
Images Background